Entradas

, ,

¿Has oído hablar de la PNL?

Optimus Educación no es solo robótica. Ya lo venimos diciendo desde hace tiempo. En Optimus queremos ofrecerte las mejores herramientas, seas joven o adulto, docente o alumno, empresario o empleado, todos tenemos la capacidad de aprender y mejorar.

¿Has oído hablar de la PNL?

Cuando observamos el mundo a través de nuestro sentidos, todo lo percibido lo codificamos y formamos nuestros mapas internos y únicos, que condicionan nuestra manera de actuar y por lo tanto los resultados que obtenemos; por eso podemos decir que estamos PROGRAMADOS.

Por supuesto toda esa información que constituye nuestro primer mapa del mundo, son el resultado de un proceso NEUROLÓGICO, que deja una huella plástica y modificable en nuestro cerebro. Por último asignamos un significado personal a la información que recibimos del exterior a través del LENGUAJE creando así la consciencia consciente.

La PNL ha sabido utilizar en nuestro beneficio este proceso, ya que es la práctica de codificar los patrones del conjunto especifico de diferencias existentes entre las actuaciones de los genios y no genios en una misma área.

¿Para qué?

Primero para identificar y posteriormente para aprender e integrar de una manera eficaz, las diferencias que marcan la diferencia, PUDIENDO ASÍ CONSEGUIR LOS RESULTADOS DESEADOS.

Por todo ello, desde Optimus Educación tenemos la oportunidad de brindarte el curso que te hará ser tu mejor versión. Puedes obtener más información aquí:


Quiero más información sobre el Curso de PNL

¿Por qué trabajamos por parejas?

Es cierto que a priori podría parecer que queremos incentivar el trabajo en equipo cosa que es cierta, pero no es solo esto lo que nos invita a mantener siempre esta metodología de trabajo en pares e incluso en tríos donde cada uno de los integrantes de estos pequeños equipos juega un rol fundamental para llevar a cabo cierta tarea.

Crear, programar, construir y pensar en pares forma parte de una metodología utilizada en empresas de distintas índoles llamada “pair programming” y es que han descubierto con la práctica la veracidad del refrán “dos cabezas piensan mejor que una”.

Es una metodología de desarrollo.

Dos programadores trabajan sobre la misma máquina y cada uno adopta un rol específico durante el tiempo determinado que consideren oportuno para que la productividad de cada uno esté siempre en el nivel máximo de atención.

Durante el proceso de aprendizaje a través de esta metodología los participantes están constantemente cambiando de rol con la finalidad de mantenerlos atentos a todas las etapas del proceso de desarrollo.

Consideramos que trabajar a través de la asignación de roles específicos permite a los alumnos conocer otro punto de vista sobre el mismo asunto, quizá otro camino para solucionar un mismo problema y sobre todo les ayuda a comprender que su compañero tiene el derecho de encontrarse en otra posición y así respetar siempre la interpretación de los demás sobre un mismo asunto sin sentir la necesidad de anteponer la suya propia, si no buscando unificar conceptos para llegar al destino solicitado.

Podemos hacer una similitud con otra disciplina, por ejemplo, un partido de fútbol en el cual cada uno de los jugadores toma su lugar en el campo para defender la portería o para ir a meter los goles a la portería del contrincante.

Si en un partido de fútbol todos se colocaran en la portería evidentemente nadie del equipo contrario podría meterles un solo gol, pero ellos tampoco tendrían a nadie haciendo lo suyo en la portería contraria. Incluso al contrario, si todos intentaran meter el gol no habría sincronía y dejarían abandonada la portería propia permitiendo que el otro equipo metiera goles a diestra y siniestra.

De la misma manera en la programación a pares se suele asignar un papel a cada uno de los integrantes del equipo. En principio se aplican dos roles:

  1. El rol de navegador (que hace alusión al mundo automovilistico) quién se encargara de revisar la ruta, proponer nuevos caminos, procurar la calidad del viaje e incluso aprender nuevas habilidades de conducción basadas en su propio piloto, e
  2. El rol de controlador que ha de seguir las instrucciones del navegador, es quién maneja la máquina, quién toca el ordenador o pone las piezas juntas.
  3. A veces, se incluye un tercer rol que llamaríamos supervisor. Cuando la tarea se vuelve un poco más complicado necesitamos un tercer participante que esté atento a las instrucciones que se dan y que se siguen verificando siempre si tanto unas como otras son correctas.

Todos están constantemente intercambiando conocimientos.

No se trata de que se queden engullidos en un solo rol y se acostumbren a él, todo lo contrario. Se procura que los dos o tres participantes según el caso cambien de rol cada cierto tiempo dependiendo de la actividad que se esté realizando para que aporten su parte en cada etapa del proceso.

Además, acostumbramos a los alumnos al nuevo mundo empresarial en el cual se están aplicando nuevas estrategias de productividad para proporcionar mejores resultados en menos tiempo y permitir que se favorezca la calidad de vida de los trabajadores.

Se dice que el “pair programming” favorece la productividad de forma tal que en la mayoría de los casos se ha detectado hasta un 15% menos de errores de código de programación.

Es cierto que podría prestarse a distracción tener a dos personas trabajando a la vez en el mismo programa, pero allí entra la capacidad del líder o del facilitador de brindarles una motivación como bien podría ser la de encontrar cuanto antes el resultado final para aprovechar el tiempo restante en actividades lúdicas.

Es un método estupendo para validar ideas y crear entornos de trabajo de mayor confianza.

6 Cualidades para Ser un Mejor Educador

El mundo entero en todos los ámbitos está experimentando un cambio de era, antes nos enfocábamos en educar a los niños con lo aprendido en la revolución industrial donde lo primordial era transmitir conocimientos técnicos aplicables en los puestos de trabajo enfocados a la producción en serie y el consumo masivo.

Hoy en día la transformación que estamos experimentando hacia la era digital nos hace asumir la responsabilidad de cambiar el entorno educativo y crear nuevos procesos de enseñanza donde cada individuo debe hacer valer su propia identidad y destacar los valores y talentos natos que debe potenciar para ofrecer al mundo.

Ya no se trata solo de abarrotar las mentes de los niños con conocimientos académicos si no de intentar crear espacios donde ellos puedan desarrollar actividades en las que de forma experimental descubran herramientas indispensables para su propio desarrollo personal.

Creando nuevas aulas.

Acompañar el conocimiento con espacios que permitan el desarrollo del potencial personal y donde se fomente:

  1. La empatía, ponernos en el lugar de otros para tratar de ver a través de sus ojos. Esto nos permite encontrar puntos de vista comunes hacia un mismo objetivo, avanzar hacia la solución sin estancamientos.
  2. La cooperación, ya no vivimos en el mundo de la competencia si no de la colaboración, donde todos aportamos ideas en busca de una solución cooperativa buscando que entre todos se pueda generar algo mejor.
  3. La flexibilidad, se trata de que entiendan que las pautas se siguen con un propósito concreto y que ellos pueden aportar nuevas formas de conseguir lo mismo a través de nuevos caminos que les permitan estar más cómodos con su propio trabajo. Esto hace que la productividad aumente ya que les permite compaginar diferentes aspectos, como aprender jugando.
  4. La creatividad, es fundamental que los niños no pierdan su pasión por encontrar diferentes vías de llegar al mismo resultado, no es solo cuestión de arte. La creatividad se enfoca en tener pensamiento lateral, como lo llama Edward De Bono, y se trata de poder salirse de una situación concreta para observarla con una nueva perspectiva y encontrar mejores soluciones para llegar al mismo resultado o a uno mejor.
  5. El compromiso, alinear nuestra visión de vida con lo que estamos haciendo. Se trata de encontrar en nuestras actividades algo que nos motive y que nos permita comprometernos para ofrecer nuestra mejor versión a través de lo que de verdad nos apasiona.
  6. La innovación, que acompaña a la creatividad y trata de que sean capaces de crear nuevas tendencias, de darle a un objeto nuevos usos, que asocien diferentes ideas que parecen aisladas y consigan puntos comunes que les lleven la mejora o cambio de lo actual.

Y nuevos educadores.

El educador del nuevo siglo, llamado por muchos expertos el siglo de las emociones, debe procurar crear espacios lúdicos que promuevan no solo la enseñanza unidireccional si no el proceso de enseñanza-aprendizaje bidireccional que favorece positivamente al desarrollo personal y emocional de los alumnos motivándoles a dar lo mejor de sí.

El viejo modelo jerárquico de las empresas empieza a quedarse obsoleto. Los grandes elefantes están comenzando a verse amenazados por una gran cantidad de hormigas que comienzan a darse importancia y dejarse ver en el mundo laboral.

Por ello ya no podemos seguir educando jefes si no líderes, debemos aplicar en la enseñanza procesos de liderazgo basados en la contribución personal; que en las aulas todos tengan derecho y oportunidad de aportar sus ideas y se sientan valorados por ellas.

Ya los expertos afirman que en el futuro desaparecerán los empleados y que los entornos laborales se nutrirán del trabajo en equipo de diferentes profesionales autónomos que harán su trabajo desde la pasión y no desde la mera obligación con flexibilidad y respeto por las cualidades personales de cada persona.

Es nuestra responsabilidad hoy que los niños tengan un desarrollo personal positivo, que aprendan a valorarse y destaquen cada una de las habilidades que traen consigo y que van aprendiendo con las experiencias personales que a cada uno le tocará vivir.

A través de las actividades que les enseñamos debemos procurar que se den en las aulas momentos donde puedan potenciar estas cualidades personales y aprendan a manejarlas de forma lúdica. Apuntamos a una educación para evolucionar, permitir a los alumnos que sueñen con quien quieren ser y se preparen para cumplirlo porque esto, nos va a procurar tener en el futuro una sociedad mejor donde se sepa vivir en comunidad, nos ayudemos unos a otros y consigamos de verdad la consecución de nuestras metas.