¿Qué hace diferente a Cómo hablar a tus hijos de otros Talleres para Padres?

Hola a todos, en el post de hoy vamos a resolver una cuestión que algunos nos habéis preguntado y que queremos compartir con todos vosotros:

¿Qué hace diferente a Cómo hablar a tus hijos de otros Talleres para Padres?

La diferencia es que nuestras habilidades de comunicación funcionan. Y funcionan además sin que tengas que dar recompensas ni castigues ni uses rincones de pensar. Funcionan porqué validas y sostienes a tus hijos. Atiendes sus necesidades y las aprendes a separar de sus conductas. Ante tales conductas, en caso que no te gusten,  aprendes a expresar tus límites personales.

El punto de partida en cada taller es que experimentas en ti mismo cómo se sienten tus hijos con dinámicas de empatía, lo que te hace más capaz de entenderlos. También experimentas   los efectos de los métodos de educación tradicionales y revives las emociones que viviste en tu infancia. Usando ejercicios y situaciones de tu propia práctica, comenzarás a trabajar eficazmente con las habilidades propuestas de manera muy práctica.

¿Qué tipo de cosas practicas?

El uso del lenguaje descriptivo y la actitud apropiada son 2 aspectos esenciales ala hora de aplicar las habilidades de comunicación.

El Lenguaje descriptivo: Usarás un lenguaje que no evalúe o juzgue cuando hables con tu hijo o alumno. Él entonces reflexionará sobre en lo que puede o no puede hacer y llegará a sus propias soluciones.

  • El uso del lenguaje descriptivo te permite ser capaz de:
  • criticar sin hacer daño,
  • alabar sin juzgar,
  • enojarte sin herir y,
  • reconocer los sentimientos sin juzgarlos.

La actitud apropiada: más importante que tus palabras, es tu actitud al hablar. Si no estás realmente comprometida, puedes ser muy manipuladora. Vive la situación de tu hijo y ponte en sus zapatos. Tus palabras entonces se vuelven reales y no suenan como una técnica.

“En una persona que está dispuesta a experimentar, cada estímulo se transmite libremente a través del sistema nervioso, sin ser distorsionado por ningún proceso de defensa”