,

¿Es importante que los niños sientan confianza?

Parece una pregunta absurda, pero aunque sea difícil de creer, es infrecuente que los adultos nos detengamos de verdad a pensar en lo que los niños sienten con respecto a un entorno o circunstancia que viven continuamente y dentro del cual esperamos que se desarrollen.

Los solemos llevar a clase a diario, o los apuntamos en diferentes actividades puntuales, sin tener en cuenta que no sólo se trata de adquirir conocimientos académicos sobre una materia específica si no también, y para ellos quizá más importante, se trata de vivir una experiencia dentro de un espacio determinado y con una serie de personas que pueden causarles a ellos una buena o una mala impresión.

Evidentemente, como personas racionales no podemos estar revisando cada actividad ni cada rincón por el cual van a pasar nuestros hijos durante todos los minutos de sus días, pero si podemos constatar el nivel de confianza con el que acuden a los diferentes entornos por los que les toca transitar a lo largo de su jornada.

A nivel conceptual podríamos definir la confianza como la esperanza que se tiene de que algo suceda o funcione de la manera que esperábamos que lo hiciera y como niños se podría decir que esta sensación la experimentan de una forma más acentuada.

Ellos viven cada nuevo día con mucha expectación y ésta ha de ser positiva.

Es por esta razón, que conectar es uno de los pilares de nuestra metodología. Para nosotros es indispensable que todos nuestros facilitadores consigan crear un ambiente donde los niños se sientan cómodos de ser ellos mismos y quieran participar activamente en las actividades.

Es fundamental que los niños sientan que pueden expresarse con comodidad sin el temor a ser juzgados o examinados en todo momento, hemos de permitirles compartir abiertamente sus inquietudes, dudas y comentarios acerca de lo que interpretan o entienden sobre el mundo que les rodea.

A los niños se les ha de notar que van confiados. Que caminan con un alto grado de seguridad.

Desde el momento que llegamos a este mundo todos sentimos la necesidad de conectar con las cosas de nuestro alrededor, conocer el mundo y establecer vínculos con aquellos que participan activamente en nuestras vidas.

 

Para procurar un entorno de confianza adecuado en nuestras aulas, todos los facilitadores nos proponemos siempre:

  • Tener una mirada y escucha limpia, permitiendo que nuestros alumnos comuniquen sus dudas abiertamente sin enjuiciar negativamente su comprensión de las actividades. Reclamamos atención, pero para ello debemos ofrecer la nuestra cuando ellos la necesitan y cambiar la forma de comunicarnos si fuera necesario.
  • Demostrar comprensión en todo momento, escucharles con plena atención en sus palabras y su expresión corporal intentando ponernos en su lugar. Es importante que para poder comprenderlos con mas naturalidad seamos individualistas a la hora de escucharlos, esforzándonos por conocer el lenguaje que les resulta más cómodo a cada uno de ellos.

  • Hacer siempre juicios positivos de todo aquello que se va experimentando en el aula, permitir que los alumnos se den cuenta de sus errores por sí mismos y permitirles que los corrijan con sus propias herramientas motivándolos con hechos y palabras de ánimo. Permitirles que ellos mismos respondan sus propias dudas o las de sus compañeros les brinda seguridad y fomenta una buena autoestima.
  • Demostrar nuestra capacidad e integridad como personas y experiencia como educadores. Es importante como referentes intentar siempre ser nosotros mismos y expresarnos con la mayor naturalidad posible, mostrando tanto nuestras virtudes como vulnerabilidades para crear un vínculo de igualdad en aciertos y errores.

Los niños desean comunicarse, pero generalmente temen hacerlo. Por eso destacamos estas cuatro cualidades como las más importantes porque todas procuran que la otra persona, tanto niño como adulto se sienta cómoda al entablar una comunicación con nosotros.

Abrirnos a los demás ayuda a que suceda lo mismo al contrario. Mostrar nuestro interés en el individuo le ayuda a salir del caparazón en el que a veces nos metemos por vergüenza o miedo a ser juzgados.

¿Crees que la educación debería actualizarse?

Desde hace varios años se ha venido demostrando que las personas no solo actuamos a través del raciocinio, algunos casi aseguran que es todo lo contrario, nos dejamos llevar mucho más por nuestras emociones y también hacemos caso a nuestra intuición de cara a tomar decisiones importantes.

Por eso se considera indispensable que exista un equilibrio entre estas tres cualidades del cerebro humano, debemos acumular conocimientos académicos que nos permitan actuar a través de la razón, pero también debemos aprender a gestionar nuestras emociones y a reconocer entre nuestros pensamientos aquellos que de verdad nos aportan valor.

La educación en este respecto juega un papel muy importante. Para desarrollar estas tres habilidades es necesario plantar la semilla desde la escuela trabajando en equipo desde casa y brindando actividades extra que consoliden nuestras acciones.

No es ninguna novedad que hoy en día los niños demandan más conocimiento, pero lo que no todo el mundo quiere reconocer es que exigen aprenderlo de una manera diferente, más lúdica si, pero también con herramientas que les permitan ir más allá del simple concepto, descubriendo varias cosas al mismo tiempo y pudiendo adquirir nuevas experiencias relacionadas.

Actividades que ofrezcan algo más que lo tangible.

Nos hemos convertido en una sociedad multitarea casi por obligación, estar ocupado es sinónimo de ser exitoso aunque las evidencias nos indican lo contrario, la productividad es cada día más escasa y las distracciones reinan nuestra rutina.

Y aunque es una realidad que las nuevas generaciones necesitan estímulos constantes que llamen su atención para mantenerse atentos a un mismo tema por un tiempo determinado, es necesario más que nunca que no se distraigan.

Es nuestro trabajo como educadores que esos estímulos que debemos ofrecer se conviertan en algo valioso y no se queden en algo vacío que solo entretiene sus sentidos sin aportar nada a sus mentes, debemos esforzarnos más en complementar nuestras estrategias de enseñanza y cubrir las nuevas necesidades.

En el futuro, todo podrá buscarse en Internet en cuestión de micro segundos estés donde estés, así que es importante que desarrollemos personas capaces de interpretar, crear, imaginar y solucionar circunstancias de la vida cotidiana en lugar de simples contenedores de mucha información, pero sin habilidades para saber usarla.

Solo en las escuelas no es suficiente.

Hemos depositado en las escuelas toda la responsabilidad, pero no debe ser solo tarea de éstas, como padres debemos preocuparnos por formar a las personas del mañana que serán quienes construirán una sociedad más empática, cooperativa, creativa e innovadora.

Es verdad que nuestro ritmo de vida no nos pone fácil esta tarea, pero precisamente por ello cada vez es más importante poder ponerse en el lugar del otro, trabajar de manera conectada y ensamblada, ser creativos, aprender a autoliderarse para mejorar como seres humanos, crear entornos motivantes, entornos con confianza para que las ideas fluyan y se conecten.

Porque así, les brindamos a los que vienen la oportunidad de crecer con las habilidades necesarias para construir el mundo que les permita ser más felices. Que ellos mismos puedan crearse las oportunidades que consideren más oportunas, haciendo sinergias y trabajando en equipo para conseguir los objetivos que desean.

¿Somos plenamente conscientes del verdadero potencial que tienen?

Los niños deben sentir pasión por lo que hacen, disfrutar en las aulas, aprender de forma práctica para conservar ese conocimiento el mayor tiempo posible asociándolo a la emoción que sienten al ver los resultados inmediatos de las actividades que realizan.

Sentirse entusiasmados y deseando volver.

Para ello debemos enseñarles a ser ambiciosos con sus objetivos, trabajar junto a ellos su autoestima para que descubran por sí mismos que pueden dar mucho más de lo que creen y conseguir sus sueños mediante la elaboración de planes que les indiquen un camino de acciones a seguir para llegar a sus respectivas metas.

Esto los convierte en pensadores creativos. Al sentir el respaldo de sus compañeros y profesores y conseguir el reconocimiento por un trabajo bien hecho se les proporciona la motivación para seguir adelante.

Necesitamos que reconozcan en las aulas entornos de absoluta confianza, todos solemos responder de la misma forma en que somos tratados y para que esto se convierta en un beneficio debemos dejar a un lado nuestro ego individualista y procurar a los niños aquello que realmente necesitan.

6 Cualidades para Ser un Mejor Educador

El mundo entero en todos los ámbitos está experimentando un cambio de era, antes nos enfocábamos en educar a los niños con lo aprendido en la revolución industrial donde lo primordial era transmitir conocimientos técnicos aplicables en los puestos de trabajo enfocados a la producción en serie y el consumo masivo.

Hoy en día la transformación que estamos experimentando hacia la era digital nos hace asumir la responsabilidad de cambiar el entorno educativo y crear nuevos procesos de enseñanza donde cada individuo debe hacer valer su propia identidad y destacar los valores y talentos natos que debe potenciar para ofrecer al mundo.

Ya no se trata solo de abarrotar las mentes de los niños con conocimientos académicos si no de intentar crear espacios donde ellos puedan desarrollar actividades en las que de forma experimental descubran herramientas indispensables para su propio desarrollo personal.

Creando nuevas aulas.

Acompañar el conocimiento con espacios que permitan el desarrollo del potencial personal y donde se fomente:

  1. La empatía, ponernos en el lugar de otros para tratar de ver a través de sus ojos. Esto nos permite encontrar puntos de vista comunes hacia un mismo objetivo, avanzar hacia la solución sin estancamientos.
  2. La cooperación, ya no vivimos en el mundo de la competencia si no de la colaboración, donde todos aportamos ideas en busca de una solución cooperativa buscando que entre todos se pueda generar algo mejor.
  3. La flexibilidad, se trata de que entiendan que las pautas se siguen con un propósito concreto y que ellos pueden aportar nuevas formas de conseguir lo mismo a través de nuevos caminos que les permitan estar más cómodos con su propio trabajo. Esto hace que la productividad aumente ya que les permite compaginar diferentes aspectos, como aprender jugando.
  4. La creatividad, es fundamental que los niños no pierdan su pasión por encontrar diferentes vías de llegar al mismo resultado, no es solo cuestión de arte. La creatividad se enfoca en tener pensamiento lateral, como lo llama Edward De Bono, y se trata de poder salirse de una situación concreta para observarla con una nueva perspectiva y encontrar mejores soluciones para llegar al mismo resultado o a uno mejor.
  5. El compromiso, alinear nuestra visión de vida con lo que estamos haciendo. Se trata de encontrar en nuestras actividades algo que nos motive y que nos permita comprometernos para ofrecer nuestra mejor versión a través de lo que de verdad nos apasiona.
  6. La innovación, que acompaña a la creatividad y trata de que sean capaces de crear nuevas tendencias, de darle a un objeto nuevos usos, que asocien diferentes ideas que parecen aisladas y consigan puntos comunes que les lleven la mejora o cambio de lo actual.

Y nuevos educadores.

El educador del nuevo siglo, llamado por muchos expertos el siglo de las emociones, debe procurar crear espacios lúdicos que promuevan no solo la enseñanza unidireccional si no el proceso de enseñanza-aprendizaje bidireccional que favorece positivamente al desarrollo personal y emocional de los alumnos motivándoles a dar lo mejor de sí.

El viejo modelo jerárquico de las empresas empieza a quedarse obsoleto. Los grandes elefantes están comenzando a verse amenazados por una gran cantidad de hormigas que comienzan a darse importancia y dejarse ver en el mundo laboral.

Por ello ya no podemos seguir educando jefes si no líderes, debemos aplicar en la enseñanza procesos de liderazgo basados en la contribución personal; que en las aulas todos tengan derecho y oportunidad de aportar sus ideas y se sientan valorados por ellas.

Ya los expertos afirman que en el futuro desaparecerán los empleados y que los entornos laborales se nutrirán del trabajo en equipo de diferentes profesionales autónomos que harán su trabajo desde la pasión y no desde la mera obligación con flexibilidad y respeto por las cualidades personales de cada persona.

Es nuestra responsabilidad hoy que los niños tengan un desarrollo personal positivo, que aprendan a valorarse y destaquen cada una de las habilidades que traen consigo y que van aprendiendo con las experiencias personales que a cada uno le tocará vivir.

A través de las actividades que les enseñamos debemos procurar que se den en las aulas momentos donde puedan potenciar estas cualidades personales y aprendan a manejarlas de forma lúdica. Apuntamos a una educación para evolucionar, permitir a los alumnos que sueñen con quien quieren ser y se preparen para cumplirlo porque esto, nos va a procurar tener en el futuro una sociedad mejor donde se sepa vivir en comunidad, nos ayudemos unos a otros y consigamos de verdad la consecución de nuestras metas.

Coaching Educativo

En Optimus Educación sentimos verdadero interés por lo que hacemos, nuestra misión no solo es enseñar a ensamblar y programar robots y videojuegos, nosotros sabemos que éstas son más bien herramientas que nos ayudan para lo verdaderamente importante, el desarrollo integral del niño.

Hemos presenciado una evolución importante en el ser humano, hemos dejado de buscar fuera lo que todos y cada uno de nosotros tenemos dentro. Estamos viviendo un cambio de era muy significativo que transformará completamente el paradigma para las nuevas generaciones.

Se ha hecho evidente que acumular conocimientos ya no es lo único válido e importante sino cómo utilizar esas cosas que sabemos en el mejor momento y con una buena estrategia para relacionarnos con los demás de manera efectiva y conseguir una cooperación plena.

Por ello nosotros ofrecemos algo más que simplemente un nuevo conocimiento en el campo de la informática y la robótica, somos leales a aportar a nuestros alumnos un acompañamiento completo para que descubra en sí mismo las habilidades que necesita para sacar fuera su mejor versión.

Para complementar esto también nuestro equipo se mantiene en formación continua y es el momento de dejarnos guiar por el desarrollo personal pleno y aplicar las técnicas y estrategias que nos ofrece el coaching.

¿Qué es el coaching?

“Coaching es una filosofía de vida, darte cuenta de la verdad que hay detrás de lo que te mueve a actuar y ser, ver que se puede cambiar y sorprenderte por ello, descubrir un mundo desconocido que siempre estuvo ahí contigo, sentirlo porque está ahí mismo dentro de ti, puedes llegar a lo que no puedes ver de ti mismo para encontrar lo que siempre estuvo ahí y empezar a verlo, sentirlo y vivirlo, encontrar al verdadero y original que hay dentro de uno mismo”

“Coaching es un proceso ecológico del despertar de la conciencia. Ecológico y sincero con uno mismo porque nadie añade a tu persona, siempre serás tú durante el proceso”

Sevilla Coaching. Humberto Varas.

Habilidades vs Conocimiento

Está comprobado científicamente que todos tenemos la capacidad de aprender lo que nos propongamos, unos tardaremos más que otros en comprenderlo, pero ¿qué pasa con recordarlo?

El 60% de todo lo que aprendemos a través de la palabra lo olvidamos al cabo de las semanas, pero en cambio casi todo lo que aprendemos a través de la manipulación y la práctica lo recordaremos con mayor énfasis a pesar de que pase el tiempo.

Nuestras habilidades nos facilitan esta tarea, colaboran en que practiquemos aquello que aprendemos y que afiancemos nuestra escala de valores al relacionarla con aquello que vamos descubriendo que forma parte de nuestro ser.

Las habilidades “blandas” como las llaman algunos expertos han estado en segundo plano durante años, pero ahora el mundo se ha percatado que es lo más destacable de cada uno de nosotros cuando tantas personas compartimos los mismos conocimientos.

De hecho, a nivel laboral es lo que se está buscando. Ya no solo es necesario tener una carrera, conocimientos informáticos, idiomas y másteres, ahora es necesario contar con un bagaje de habilidades personales que nos harán realmente más o menos válidos para un puesto específico.

Se trata de ayudar, de poner nuestro talento y aptitudes al servicio de los demás para obtener los resultados que realmente deseamos experimentar en nuestras vidas.

Como coaches queremos poner nuestro granito de arena en esta tarea, ofrecer nuestras habilidades personales y las herramientas aprendidas para facilitar el autodescubrimiento de todos aquellos que necesiten sentirse acompañados para conseguir aquello que anhelan.